miércoles, 2 de marzo de 2016

Una de sobras

Yo soy de la liga "aquí no se tira nada" y creo que todos deberíamos pertenecer a ella. De vez en cuando podemos comprobar de la mano de las noticias la cantidad de comida que se tira y se desperdicia en el mundo, una barbaridad. Ya hay restaurantes que han nacido bajo la premisa de reducir esta cantidad. También he visto hace poco un supermercado que nace con el objetivo de desperdicio cero. Pero, ¿y nosotros? ¿no podremos hacer algo dentro de nuestro hogar? Por supuesto que sí. Uno, y mirando a nuestra cartera, por ahorrar. Y otro, por ética, hay cosas que es verdad que al final tienen que ir al cubo de la basura, pero hay otras tantas o muchas más que no.

A veces no es fácil porque no sabemos como aprovecharlas, pero aquí estoy yo hoy con una idea más. No es que haya descubierto América, pero igual a alguien no se le había ocurrido y con esta idea le salen muchas más.

¿Os acordáis de los fideos con picadillo que puse hace unas cuantos post? Si no os acordáis haced clic aquí. Pues resulta que sobraron unos pocos. ¿Y qué hice al día siguiente para cenar? Pues una tortilla de fideos. Otras veces la he hecho de espaguetis o de macarrones. En Italia creo que la llaman frittata, aunque no solo a la de pasta, a las tortillas de un montón de ingredientes, entro los cuales están las sobras de pasta.  Aunque no estoy segura de que siempre sea así, creo que ellos echan los ingredientes después de echar el huevo en la sartén. Yo los mezclé antes con el huevo, como cuando hacemos la tortilla de patata.

Las tortillas son geniales para aprovechar sobras, dejad volar vuestra imaginación.

INGREDIENTES

200 g de fideos con chorizo
4 huevos
Queso rallado (opcional)
sal
aceite

Me va a llevar dos líneas explicaros la receta. Batimos los huevos y salamos. Añadimos las sobras de fideos y mezclamos bien. Si os apetece, también se puede echar un poco de queso rallado. Ponemos un poquito de aceite en la sartén y cuajamos la tortilla primero por un lado y luego por el otro a fuego medio. Listo.
Con estas proporciones de huevo-sobras yo creo que podéis jugar con otras cantidades. Es importante que tenga suficiente huevo, para que no quede muy seca. Sino añadimos otro y ya está.


Los niños os mirarán con cara de "estás como una cabra solo a ti se te ocurre hacer una tortilla de fideos". Al segundo estarán devorándola.




Ya sabéis antes de ir al cubo de la basura, haced una tortilla, dadle un poco al coco, o pasaros por aquí en busca de inspiración.



No hay comentarios:

Publicar un comentario