miércoles, 14 de septiembre de 2016

Angelita

El fin de semana pasado tuve el placer de disfrutar de un lugar que merecéis conocer y poder así disfrutarlo vosotros también. El sitio en cuestión es un bar de vinos, y como habéis averiguado en el título de la entrada se llama Angelita.

En Angelita podéis tomar un vino, o dos o tres, o los que queráis, porque disponen de 500 referencias de vino por botella y 25 por copas, incluso sirven algunos por medias copas. Habéis leído bien 500 referencias, no se me ha colado un cero. A lo que iba, tienen un horario non-stop entre las 13:30 y las 00:00 y podréis degustar  en él parte de la carta de comidas y cenas. Pero si lo que queréis es ir a comer o a cenar, cosa que yo os recomiendo, podéis reservar una mesa en un horario más acotado y disfrutar de una experiencia genial. Por lo menos así fue la nuestra.



La carta de comida de Angelita no es extensa pero es más que suficiente, además hay platos con medias raciones que hacen más fácil probar más cosas, e importante en Angelita, probar más referencias vinícolas. La materia prima es extraordinaria, todavía puedo recordar el sabor del tomate. Y el trato del producto muy correcto, alguno más destacable que otro.
¿Y qué hacemos con el vino con tanta referencia? Pues haced como nosotros y permitidles aconsejaros y maridad cada plato con un vino diferente. Creedme que os sorprenderán, siempre para bien.




Cuando vayáis a Angelita os llamará la atención el carro de quesos que te encuentras según entras y que en el que uno de los hermanos artífices de este lugar corta con mimo tablas de queso no sin antes preguntar cuales son tus gustos en cuanto a materia "quesil". No lo dejéis pasar. Nuestras directrices fueron: Nos gustan fuertes, ella es asturiana, dijeron por otro lado. Y probamos un queso de Lanzarote muy bueno, un queso La Peral, pero de oveja (ojito qué descubrimiento y ojito que eres asturiana y te pongo un queso de allí que no te va a dejar indiferente, muy crack) y otro muy rico también creo que de Mallorca, un día de estos me agencio una grabadora para acordarme de todo.




Pero Angelita no se queda aquí. Cuenta con otra sorpresa en la planta de abajo. Un bar de cócteles con esencia americana, actual pero un poco retro y un poco Don Drapper. De este lugar podéis disfrutar desde las cinco de la tarde, e incluso también podréis picar algo para acompañar las maravillosas combinaciones creadas por su personal. Es un sitio ideal también, para tomar algo antes o después de cenar. No podéis pasar de largo por las serendipias, son geniales. Ahí lo dejo.



Angelita lo dirigen dos hermanos, que no son novatos en la hostelería, y eso se nota, se nota su experiencia y se nota su ilusión por este proyecto. Combinación perfecta y en la que no funcionan por separado, aunque cada uno dirige uno de los espacios. De hecho el aperitivo del día que había arriba se elaboraba en la coctelería. Fue un Bloody Mary, he de decir que soy fan del Bloody Mary, pero también voy a decir que este es top. Para empezar se hace con tomate natural y para seguir tiene un proceso de elaboración que no puedo reproducir, porque es tan largo, contado con tanta pasión por su creador que mejor vais y que os lo cuente él, aquí necesitaría otra vez una grabadora. Lo que si voy a decir es que puede ser el mejor Bloody Mary que me he tomado hasta ahora. Me llamó también mucho su presentación. Me encantó, le hice foto, pero no os la voy a enseñar para que la veáis vosotros mismos.

¡Vosotros tenéis que ir y yo tengo que repetir!


Angelita Madrid
C/ de la Reina 4
28004 Madrid
Tel.: 915 21 66 78













No hay comentarios:

Publicar un comentario