martes, 24 de enero de 2017

Bimimagdalenas con Ensalada de sus Tallos

Estamos en enero y normalmente es a finales o principios de año cuando haces un repaso a como te ha ido el año y los objetivos que te planteas para el que viene. Para mí 2016 fue un año genial. Me seleccionaron para participar en la semifinal del CampeonatoDEMOS, una vez allí conseguí mi puesto como becada y después de 6 meses de formación y experiencias increíbles me alcé en noviembre con el título de ganadora del campeonato. Un sueño cumplido. Clic aquí para ver un resumen de la final.
También a finales de año me seleccionaron para participar como semifinalista en un concurso de postres de Diabalance y me llevé una mención especial por creatividad y presentación. Un pasito más. Cilc aquí para ver la receta.

De nuevo a finales de año, empecé a dar las clases de cocina que ofrece Demos la vuelta al Día. Enseñar e interactuar con la gente es una superexperiencia. 

Después vino el quedar como finalista en el concurso de recetas de Brócoli de Canal Cocina podéis ver la receta haciendo clic aquí. Que elijan tu receta entre tantas es genial.

A principios de año me dicen que soy la ganadora del concurso Mes del Huevo de Canal Cocina, todo un premiazo que disfrutaré durante un año en forma de huevos de los de verdad. No dejéis de hacer la receta, clic aquí

Y ya por último me entero de que soy una de las finalistas del concurso de recetas con Bimi de Canal Cocina con esta receta de Bimimagdalenas que os voy a enseñar hoy.



Como supondréis estoy feliz. Nos os muestro todos estos logros para presumir. Porque también ha habido otras muchas experiencias no tan positivas. Mi objetivo es otro. Es deciros que cuando tengáis un sueño lo persigáis, que apostéis por vosotros y que las cosas con esfuerzo y con ilusión pueden ir llegando. Yo decidí en un momento dado dar un giro a mi vida, renunciando a muchas cosas y recibiendo otras. No es fácil salirse del camino que sigues durante muchos años, pero es apasionante encontrar y explorar otros. 
Este año seguiré persiguiendo mi sueño, poco a poco, compartiéndolo con la gente que está a mi lado. Esos que me apoyan incondicionalmente, los que me apoyan sin saberlo, los que me dan empujoncitos y todo el mundo que de alguna manera o de otra está cerca.
Los sueños tienen algo de amores platónicos, puede que sean imposibles, pero todo lo que vas viviendo en el camino merece la pena.

Y después de todo este rollito, que hoy me apetecía contaros, tendré que dar paso a la receta que ocupa esta entrada. El Bimi es una verdura parecida al Brócoli y con un tallo parecido al de un espárrago verde. La esencia del brócoli, la denominan. Y comparte muchas propiedades con la familia de las brásicas, a las que pertenece. Tiene un sabor un poco más suave que el brócoli  y es rico en fibras y ácido linoleico. Tiene diez nutrientes esenciales. Dispone de más zinc, ácido fólico, antioxidantes y vitamina C que los espárragos verdes, el brócoli tradicional, la col rizada y las espinacas. 
El bimi es rico en glucosinolatos, un agente anticancerígeno propio de las brásicas. Contiene sinigrina, que favorece la eliminación de las células precancerosas.
No me diréis que no ofrece suficientes beneficios como para incluirlo en la dieta de toda la familia.

Yo con estas magdalenas, además de en el concurso, triunfé en casa, y fueron un éxito. Así que os animo a probarlas y a que experimentéis otras muchas recetas con esta verdura tan rica y beneficiosa.

INGREDIENTES


  • 40g. Azúcar
  • 50g. huevo
  • 25g leche
  • 88g aceite de oliva
  • 84g harina repostería
  • 2g levadura química o impulsor
  • 200g. Bimi
  • 1 rulo queso de cabra pequeño
  • 1 pizca de sal
  •  mostaza de dijon
  •  pimienta
  •  comino en polvo

Preparación

Batimos el huevo con el azúcar. A continuación añadimos la leche y después el aceite sin dejar de batir. Por último incorporamos la harina, a la que habremos añadido la sal y la levadura. Quedará una masa espesa que dejamos reposar tapada en la nevera una media hora. Mientras tanto cocemos el Bimi al vapor durante 3 minutos.
Llenamos los moldes le las magdalenas hasta un poco menos de la mitad. Ponemos una rodaja finita de queso de cabra y unos ramilletes de Bimi, cubrimos con el resto de masa y terminamos con otros ramilletes de Bimi.
Con el horno precalentado previamente horneamos a 220º durante más o menos 20´o hasta que se doren.



Aliñamos los tallos de Bimi con la mostaza, pimienta y un poco de comino. Servimos la Bimimagdalena acompañada de la ensalada de tallos.




Os aseguro que están deliciosas, yo me las comí con la ensalada de tallos. A los peques se las llevé para merendar, y aunque pusieron cara rara cuando las vieron, después se las comieron encantados. 


¡Espero que os gusten y que les gusten!


No hay comentarios:

Publicar un comentario