jueves, 10 de julio de 2014

Aguacates Rellenos

No recuerdo cuando fue la primera vez que comí aguacate, pero creo que fue en guacamole. A lo largo de los años mi amor hacia él ha ido creciendo y a día de hoy es un fruto (así se considera) que está presente en mi dieta de forma habitual. El aguacate le da un toque diferente a las ensaladas, combina genial con carnes, pescados, huevos, quesos y verduras. Su sabor es suave, quizás algo soso en solitario, pero se crece con el aliño o con su acompañante.
Cuando oímos aguacate nos vienen a la mente palabras como calorías, engorda o grasa. No vamos a negar que el aguacate tiene bastantes calorías unas 322 un aguacate de tamaño medio. Y un alto contenido en grasas, pero de grasa "buena". Grasas monoinsaturadas y polinsaturadas como el ácido oleico, linoleico y ácidos omega 3 y omega 6. Todos ellos nos ayudan a controlar el colesterol, protegiendo por ejemplo, nuestro corazón. El aguacate mezclado con otras verduras nos ayuda en la absorción de los carotenoides y a mejorar su biodisponibilidad, esto es a mejorar la parte que utilizará nuestro cuerpo de esos carotenoides.
Otra de las propiedades del aguacate es su contenido en ácido fólico, que no sólo es importante para las mujeres embarazadas. Y también su contenido en potasio, un mineral que nos ayuda en el control de la presión arterial.
Creo que después de todo esto estaréis de acuerdo conmigo en las múltiples propiedades de este fruto.  Así que hacedle un hueco en vuestra lista de la compra. En cuanto al control de peso, pues lo de siempre, en el equilibrio está la clave.
Hoy yo los he preparado rellenos, es un plato rápido y fácil. Los monstruitos de la casa todavía no lo han probado, por alguna razón o por otra siempre que lo he hecho o no están o tenía otra cosa para ellos. De momento sólo han probado el guacamole y les ha gustado.
Las cantidades que pongo son para dos aguacates, los pequeñajos con medio aguacate tienen de sobra y los mayores o nos hacemos uno para cada uno o medio acompañado de ensalada de tomate, o de unos espárragos.

INGREDIENTES

2 aguacates, más bien blanditos
5 palitos de cangrejo
2 cucharaditas de mayonesa
1 cucharadita de ketchup
sal y pimienta
curry
aceitunas rellenas (opcional)


Se parten los aguacates por la mitad, se les quita el hueso. Con una cuchara sacamos la carne y reservamos las cáscaras. Ahora o con una picadora o con un tenedor aplastando y ayudándonos con un cuchillo, picamos el aguacate con el resto de los ingredientes. De curry tenéis que echar muy poco, no os paséis que os cargaréis el resto de sabores, tiene que tener un toque. Y de sal al llevar la mayonesa y el ketchup tampoco os paséis, se puede añadir al final si lo notáis soso.
Ahora solo queda rellenar las cascaras y adornar con unas aceitunas rellenas fileteadas, o aceitunas negras, pepinillos, o unas alcaparras.
Lo mejor es hacerlo en el momento porque el aguacate se oxida enseguida y se oscurece, sino podéis echar a la mezcla unas gotas de limón, rellenarlos y meterlos tapados en la nevera.



 Y para los que os gusta el aguacate tanto como a mí pinchando AQUÍ encontraréis, en mi otro blog, otra forma de comer aguacate deliciosa.


2 comentarios:

  1. Pues no se me hubiese ocurrido........a mi me sacas del guacamole y no sé qué hacer con los aguacates, así que habrá que probarlo. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Denadasss!!! Ya me contarás qué te parecen. Bss

      Eliminar