martes, 8 de julio de 2014

Salmorejo

Creo que estamos viviendo el principio de verano más surrealista de los últimos años. Me refiero al tiempo, está rarísimo. Esto de en Madrid a 8 de julio, tener que salir con chaqueta por la tarde - noche creo que no lo he vivido nunca. ¿Y la granizada tipo se acaba el mundo de la semana pasada? Por otro lado, lo de seguir durmiendo tapada me encanta.
Pues bueno, el caso es que el verano ya está aquí y hay que empezar a honrarlo con los platos tan ricos que llegan con él. Otra cosa es que a los niños este tipo de platos fríos y fresquitos les hagan gracia. Puedes escuchar cosas como, a mí si no me lo calientas no me lo como. Y tú pensando, no me quiero imaginar la guarrada de la ensalada campera caliente, ¿cómo salgo de esto? porque si se la calientas estás perdido, no se la vuelven a comer en su vida.
Hoy os dejo la receta de uno de mis platos veraniegos favoritos, el Salmorejo. Y digo uno de mis favoritos porque de los niños mejor no hablamos. Cuando lo ven no dicen nada, el color les gusta y es un puré, además lleva huevo cocido y jamón por encima. Ahora viene la primera cucharada. Uno directamente lo escupe, otro dice que está frío y el que dice que le gusta a la segunda cucharada grita: ¡más leche, más leche, qué pica! Me río por no llorar. 
Y ahora vamos a desdramatizar. Esto son reacciones lógicas, esto lo digo ahora, en el momento "come de una vez" pienso otra cosa. Yo soy de la opinión de que hay que seguir insistiendo, cambiando de táctica, adaptando un poco la receta, negociando. Sólo así ellos pueden ir acostumbrándose a los nuevos sabores. Ahora en vez de hacer el Salmorejo con los dos dientes de ajo grandes que pone la receta, pues lo hago con uno y más bien pequeño. Mi pequeñajo de dos años no lo quiere ni ver, pero lo que hago es dejarle el huevo y el jamón, que sí le gustan, fuera. A cambio el come dos cucharadas, mañana serán tres. Las otras dos, después de varios veranos ya se lo comen, todavía de vez en cuando escucho un jo! o un ¡picaaaaaa! pero se lo comen. 

El salmorejo acompañado de huevo duro y jamón es perfectamente un plato único. Lleva hidratos de carbono con el pan, vegetal con el tomate (todas sus propiedades aquí), proteína con el huevo y jamón; y grasa saludable con el aceite de oliva. Como veis un plato completo dependiendo un poco de la cantidad de guarnición y por supuesto de la cantidad que lleguen a comer los peques.
La receta que yo hago es la del recetario de thermomix, porque me parece que está buenísimo. Se puede hacer sin thermomix, lo único que tendréis que pasarlo por un chino o por pasapuré para que quede fino, fino.

INGREDIENTES
(6PAX)
2 dientes de ajo grandes (ojo con los niños)
1kg de tomates rojos y maduros
1cucharada de sal (echar media y luego probáis)
200g de miga de pan blanco del día anterior (yo echo la miga y la corteza)
30g de vinagre
150g de aceite de oliva virgen extra
Jamón serrano en taquitos
4 huevos duros (aquí la cantidad depende un poco de lo que queráis echar para cada uno)



Trituramos los tomates, el ajo y la sal 30 segundos velociadad 5. Con batidora pues batimos hasta que los tomates están triturados. Añadimos el pan en trozos y el vinagre y trituramos 30 segundos en velocidad 5 y 2 minutos en velocidad 10.  A veces si los tomates tienen la piel muy dura hay que darle un poco más de tiempo. Con batidora trituramos hasta dejarlo lo más fino que podamos y pasamos por el chino. A continuación ponemos la velocidad 5 y echamos el aceite en la tapa con el cubilete puesto para que vaya cayendo poco a poco y emulsionando. Con batidora vamos batiendo y echando el aceite poco a poco sin dejar de batir.
Ahora hay que dejarlo enfriar. Se sirve en cuencos con el huevo duro picado en trocitos y el jamón.
Los huevos os recomiendo no cocerlos menos de diez minutos desde que el agua rompe a hervir porque sino las yemas no se hacen bien.
Y aquí va otra guarnición "made in mi vecina" que también he probado y está muy rica: lata de atún y aceitunas rellenas de anchoas fileteadas. 



4 comentarios:

  1. Uhmmm! Qué rico! Lo que daría yo por comerme uno hoy... pues a nuestros enanos les encanta, a los 3.

    ResponderEliminar
  2. Es que tus enanos tienen el paladar muy bien enseñado, que lo sé yo. Seguro que antes de que acabe la semana, alguien que te mima mucho en cuanto se lo pidas te lo hará.

    ResponderEliminar
  3. Mmmm es de mis platos preferidos!!! Aunque he de reconocer que hago más gazpacho que salmorejo, por eso del pan, para no engordar. Y desde que lo come mi hija, para no escuchar ese "picaaaa", lo hago sin ajo (sacrilegio).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el Salmorejo está taaaaaan buenooooo, tú cuando lo comas resta de otro lado y ya está.Yo el gazpacho también lo hago sin pan, también por eso de engordar,¡malditos michelines! Lo del ajo y los niños poquito a poco. Gracias por leerme. Bss

      Eliminar