jueves, 18 de septiembre de 2014

Boquerones Fritos

Así de simple y así de fácil. Este plato es muy veraniego, muy de pedir cuando vas a comer al chiringuito, boquerones fritos, pescaíto frito, puntillitas. Y todo acompañado de una buena dosis de sol y brisa marina. Ya me parece que hace un montón que disfruté de todo esto. Estamos entrando en rutina y eso nos lleva a pensar otra vez en comidas, cenas, más comidas y más cenas. ¿Menos mal que el desayuno suele ser sota, caballo y rey!

Como he comprobado lo bien que se comían los 3 mosqueteros los boquerones fritos cada vez que los pedíamos en el chiringuito de turno, pues he decidido adoptar el plato para mi dulce hogar.
Es verdad que aunque sea una cosa facilita no os vais a librar de manchar un poco la cocina con la harina y la fritura. Lo de limpiar los boquerones, el pescadero enrollado os lo puede evitar, sobretodo si se lo pedís de un día para otro o, si no tiene mucho trabajo.

El boquerón es un pescado azul, y por lo tanto rico en grasas beneficiosas para nuestra salud, como el omega3. Ya sabemos que nuestro sistema cardiovascular encuentra en este tipo de pescado un gran aliado y no solo por el omega 3. Precisamente su contenido en grasa hace que estén presentes dos vitaminas importantes como son la vitamina A , tan importante para nuestras mucosas, piel, ojos, sistema inmunitario, etc. y la vitamina D que nos ayudará a asimilar el calcio y fortalecer nuestros huesos.
El boquerón es rico también en vitaminas del grupo B como la B3 que nos puede ayudar a reducir el colesterol y a combatir enfermedades como la diabetes o la artritis. O la vitamina B6 que influye en multitud de procesos básicos de nuestro organismo.

Es cierto que el boquerón, junto con la merluza, es una de las mayores fuentes de anisakis en nuestro país. En este caso como son fritos, no habrá problema y no necesitamos congelarlos, ya que la temperatura es suficiente para acabar con el parásito, si es que lo hubiera. Pero hay que tener especial cuidado con los que son en vinagre o en salazón, si no se han congelado previamente corremos el riesgo de intoxicarnos.

Y otra cosa muy importante que se me olvidaba es lo baratitos que suelen estar. A 3,95€ los he comprado, oiga.

Vamos allá con la forma de hacerlos.

INGREDIENTES
(4pax)

750 g de boquerones
sal
harina
pan rallado
aceite de oliva

Lo primero es limpiar los boquerones, si es que el pescadero no lo ha hecho ya.  Necesitamos un poquito de paciencia y manos a la obra. Les quitamos la cabeza, sujetando el cuerpo bien con una mano y girando la cabeza con la otra. Después abrimos el grifo y sujetando la parte de atrás del boquerón, metemos el dedo en la barriga de atrás a adelante para sacar las vísceras. Podemos quedarnos aquí, o tirar por la parte de adelante de la espina central, hasta llegar a la cola y nos quedará un filete. Os dejo una foto para que lo veáis, yo los dejo con la espina(que es el tercero empezando por la izquierda). Uno de los mosqueteros se los come con espina y con todo, y a los otros dos les separo las dos partes cuando ya están hechos.


Ahora los salamos y los metemos en harina, los enterramos un poco y luego los vamos sacando y sacudiendo. A continuación se fríen en abundante aceite. Vale más elegir un recipiente para freír más hondo aunque sea más pequeño e ir de menos en menos. Voy a explicados aquí que pinta el pan rallado en todo esto. Existen harinas en el supermercado especiales para fritura, nunca las he utilizado, así que no puedo opinar. Hay gente que sólo utiliza harina. Y a mí una vez me dijeron que mezclara la harina con pan rallado, y es lo que he hecho. La proporción la hago a ojo, más o menos  mitad y mitad, aunque yo creo que esta vez he echado menos pan rallado. Ya tenéis para elegir.
Ponemos un plato con un papel de cocina para que absorba un poco el aceite y venga fríe que te fríe.

Se los han comido como pipas!




5 comentarios:

  1. En mi casa los boquerones son el pescado que más triunfa entre mis peques, con el único pescado que cuando lo pongo me hacen la ola, y como tu dices, se los comen como sí fueran pipas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños siempre te sorprenden, porque los boquerones de primeras no piensas que les van a hacer gracia. Ellos son así ;)

      Eliminar
  2. Buenísimos Esther!! Tú los congelas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para freírlos no los congelo porque vana coger temperatura suficiente en caso de que tuvieran anisakis. Pero si los vas a hacer en vinagre o de alguna otra manera que no lleven cocinado como tal hay que congelarlos. Bss

      Eliminar
    2. Gracias!! Si para vinagre siempre los congelo

      Eliminar