martes, 31 de mayo de 2016

Bizcocho de colores

Hace un mes más o menos me propusieron colaborar con la revista Tobogán (www.revistatobogan.com). Una revista infantil que se publica al otro lado del charco, concretamente en República Dominicana. Ese lugar mágico, bonito, donde el tiempo y la vida se disfrutan de otra forma. Un sitio con el cual merece la pena soñar de vez en cuando, solo pensar en alguna de sus playas en algún momento del día te puede servir para desconectar. Si consigues hacer el sueño realidad, mucho mejor. 

Los que me seguís en redes sociales ya sabréis de qué os hablo e incluso habréis visto la receta de este bizcocho. Y a los que no me seguís en redes sociales, si queréis hacerlo tenéis los botones al final de la entrada y en el lateral del blog.

En cualquier caso aquí os dejo la receta de un bizcocho superfácil y genial para una de esas tardes en las que cae una tormenta, o les apetece cocinar algo contigo, o tú te aburres de ellos y ellos se aburren de ti, o no sabes que darles de merendar.

Yo lo hice con el pequeñín de la casa y los dos pasamos un buen rato, sobre todo cuando llegó la hora de llenar de colores nuestro bizcocho. Después, no le quitó ojo mientras estaba en el horno. Mientras se enfriaba, su impaciencia alcanzó niveles un poco altos, y la mía también, todo hay que decirlo. Pero cuando le di el primer trozo su cara de satisfacción, mezclada con un poco de orgullo, hizo que los dos nos dedicáramos una de esas sonrisas cómplices que nos llenan de vida.

Automáticamente bajó corriendo al jardín a avisar a sus hermanas de que tenían que probar su obra de arte. Cuando abrí la puerta me sentí como el flautista de Hamelín, había un montón de niños dispuestos a catar ese bizcocho de colorines. Así que en menos que canta un gallo, en el plato solo quedaban unas migas y un pequeñajo que me dijo -Mami, mañana hacemos otro-.




INGREDIENTES

3 huevos
1 yogur natural (125g)
2 medidas del vaso del yogur de azúcar
3 medidas del vaso del yogur de harina
1 sobre de levadura química
1 medida del vaso del yogur de aceite de girasol o vegetal
La piel de medio limón rallada
El zumo de medio limón
Colorantes en gel de varios colores


Mezclamos la levadura con la harina. Ponemos el resto de ingredientes en un bol, añadimos la harina con la levadura y batimos hasta obtener una mezcla homogénea. Engrasamos un molde para horno y ponemos un papel de horno en la parte de abajo, para que luego sea más fácil desmoldar. Echamos la mezcla en el molde. 



Ahora cogemos los colorantes y con ayuda de nuestros pequeños artistas hacemos líneas de diferentes colores. Vamos mezclando los colores con una espátula. 



Metemos al horno previamente precalentado a 200ºC unos 25 minutos. Una buena forma de comprobar que está hecho es pinchar con una aguja larga o un palillo largo. Si salen secos es que el bizcocho está listo.




¡Os aseguro que les va a encantar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario