lunes, 2 de junio de 2014

Bizcocho de Chocolate

La semana pasada alguien cumplió años, así que había que soplar la vela. ¿Y qué mejor soporte que un bizcocho de chocolate, fácil, rápido y que nos sirve para desayunar unos cuantos días?
Por supuesto la condición era que la cumpleañera participara en la elaboración, así que al llegar del cole nos pusimos manos a la obra con algún ayudante espontáneo más, que en cuanto vio la harina dijo: "Esta es la mía".
He utilizado harina para bizcochos que ya tenía en casa. Y la receta que he seguido es la que pone en el paquete para un bizcocho normal, añadiéndole Nesquik. Salvo algún detalle es como la típica del bizcocho de yogur. Si utilizáis esta harina, no hace falta la levadura química, porque ya la lleva incorporada. No vayáis a hacer como yo la primera vez y la única que la había utilizado, la compré para hacer un bizcocho sin huevo, porque uno de los que se lo iba a comer era alérgico, y le añadí levadura. Pues bien, el bizcocho, subió y subió. Yo lo admiraba desde la puerta del horno, ¡fíjate que pedazo de bizcocho!. Y en ese mismo instante, catapúm, bajó. ¿Por qué? pues por el exceso de levadura. Esta vez me daba un poco de miedo pero siguiendo las instrucciones al pie de la letra todo salió bien.
Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a 180º. Una vez hecho esto engrasamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla. Podéis también ponerle un papel de horno en la base.

INGREDIENTES
250g de harina para bizcochos
4 huevos
200g de azúcar
1 yogur natural
100ml de aceite, la receta pone vegetal, yo he utilizado de oliva.
4 cucharadas de Nesquik

Batimos primero los huevos con el azúcar. Añadimos el yogur, el aceite y seguimos batiendo. Por último incorporamos la harina poco a poco y el Nesquik. La harina si la tamizáis mejor. Fijaos bien que no quede ningún grumo. Vertéis la mezcla en el molde y al horno. El tiempo es relativo, la receta pone 30-35 minutos. Yo lo he tenido por lo menos 45. También es que el molde que he utilizado era un poco pequeño, entonces el bizcocho queda más alto y tarda más en hacerse. Por muy grande que sea la tentación no abráis el horno hasta que suba, y aún así esperad un poco más, porque sino puede bajarse. Cuando veáis que puede estar, (esto es si ha subido, ha pasado el tiempo de hacerse y movéis el bizcocho y no tiembla) metéis una aguja larga o un palillo de brocheta y si sale limpio es que está.
Una vez sacado del horno, esperáis cinco minutos y lo desmoldáis para ponerlo a enfriar en una rejilla.
Aquí está el resultado. Yo iba un poco pillada de tiempo, y la cumpleañera no quería florituras así que se quedó tal cual. Pero lo podéis bañar con chocolate, adornarlo con lacasitos, rellenarlo con nata, o con mermelada.
Y al final se me olvidó hacerle la foto. Así que cuando me di cuenta, ya le faltaba un trozo.







4 comentarios:

  1. Este tipo de recetas en esta época van fatal para mis propósitos de operación bikini.......que lo sepas ;0)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hables de operación bikini que me dan los siete males ;)

      Eliminar
  2. Pues qué pinta. Ahora mismo comía un cachín. Y la operación bikini pa otra ocasión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, tanta operación bikini y tanto cerrar la boca, hombre!! :)))

      Eliminar