viernes, 31 de octubre de 2014

Pasta terrorífica

Sé que hace muy poco puse receta de pasta, y hoy vuelvo con otra. Y es que ahora es el momento de ponerla, que conste que lo hago pensando en vosotros, por si queréis aprovechar este fin de semana de sangre y calabazas para hacérsela a vuestro peques.

Yo nunca he sido muy de halloween, no he crecido con ello. Pero una se hace mamá y los peques se quieren disfrazar, y quieren ir a pedir caramelos y tú te vas envolviendo de halloween y acabas pensando en qué cocinar para acompañar a la semana "calabacil".

Me encontré la semana pasada con un folleto que anunciaba una pasta con formas de halloween y como los dulces no me tiran mucho dije, pues la pasta va a ser mi plato "hallowinero". La compré en Lidl, cuando la vieron daban saltos de alegría y cuando yo pensaba en con qué acompañarla mi nariz de bruja crecía un poco más. Tenía claro que calabaza tenía que llevar, calabaza. Y ya puesto para hacerla más terrorífica, ¿qué tal un poco de berenjena?jajaja. ¡Uy, qué me sale una verruga!. Todo sea por meter verdura sí o sí.

No utilizo mucho la calabaza, salvo para hacer un potaje, sí, sí, habéis oído bien. Un potaje que está que te mueres y prometo publicar en cuanto lo haga este invierno. La calabaza que compré para este plato, me dio para hacer la pasta y otros dos platos más que en breve publicaré. No nos hemos convertido en calabaza de milagro.

INGREDIENTES
500g de pasta
50g de cebolla
140g de berenjena
165g de calabaza
250g de carne picada
400g de tomate triturado
Sal, pimienta, curry y comino molido
Aceite de oliva

La preparación es muy fácil. Cocemos la pasta en abundante agua con sal, la tuve que dejar un poco más de tiempo de lo que decía el paquete. Cuando la tengamos lista escurrimos y le echamos una cucharadita de margarina.

Mientras, pelamos un diente de ajo y lo sofreímos en un poco de aceite de oliva. Añadimos la cebolla bien picada, dejamos que se haga un poco e incorporamos la berenjena, picada en trocitos pequeños. La berenjena la he pelado porque el morado casi negro de la piel provoca un efecto inmediato en el plato que se llama "qué es esto negro, yo no me lo como".
La calabaza también la corté en dados pequeños, pero antes de añadirla la puse dos minutos en el microondas, salpicada con un poco de agua, para ablandarla un poco.
Una vez echo esto la añadís a la sartén con el resto de ingredientes. Incorporamos el tomate, salpimentamos y añadimos una cucharadita de azúcar. Ahora echamos una pizca de curry y de comino molido, no os paséis. Mejor echad un poco, probad y si os animáis echáis un poco más. Estas dos especias son totalmente opcionales y de sabor un poco especial. Dejamos cocer a fuego medio 10 minutos.

Y ahora tenéis que tomar una decisión, pasar todo por la batidora y hacer desaparecer los trocitos de calabaza y berenjena por arte de magia o dejarlos tal cual. Yo decidí dejarla tal cual, si es una pasta terrorífica que sea con todas las de la ley. Añadimos la carne picada salpimentada y dejamos cocer otros 10 minutos. Normalmente con la salsa boloñesa, suelo añadir la carne antes que el tomate. Pero como dudaba si triturar o no, pues lo hice después.





Y ahora a comer.

-Mamá, qué son esos trocitos naranjas?
-Pruébala, que ahora te cuento.
-¿Te gusta?, sí está buenísima. Me voy a comer un murciélago.
- Los trocitos son calabaza, ah! y también lleva berenjena.
-¡Qué asco!(no falla)
-Es que es una pasta terrorífica, hija!
-¡Me voy a comer una araña!


2 comentarios:

  1. Jó, yo he buscado esa pasta hoy, pero ya no la tenían, a ver si les camuflo la verdura con otro tipo de pasta igual de divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya! Bueno pues buscas otra pasta que les haga gracia y ya está. Cuando yo fui había un montón. Bss

      Eliminar