miércoles, 31 de enero de 2018

Guiso de Calamares

Esta es una receta que hago hace tiempo, bueno no exactamente esta. Mi madre hacía unos calamares guisados con patatas que yo heredé y que he hecho unas cuántas veces. En su día os dejé por aquí la receta (clic AQUÍ) también os conté en esa entrada las buenas propiedades de los calamares.  Ayer para cenar me apeteció volver a hacerlos, pero le di una vuelta a la receta y como estoy muy contenta con el resultado pues lo comparto con vosotros. Ahora tendréis dos versiones para elegir.



La base es la misma que en la receta anterior pero he añadido tomate al sofrito, he utilizado pimiento fresco en vez de de lata y las patatas las he incorporado al guiso en vez de añadirlas fritas al final. De una manera o de otra el guiso queda genial y se agradece un montón en época de fríos como la que estamos.

Os contaré lo que piensan los niños, o lo que piensan los míos. Su opinión es que es una asquerosidad,  para qué andarse con rodeos. Ellos son claros, sinceros, concisos. Su mami es igual pero además tiene un punto cabezón y la misión de enseñarles a comer. Así que supongo que os imagináis quién ganó la batalla, digo batalla porque la cena lo que se dice tranquila no fue. Tengo que decir que la victoria y los platos limpios me costaron dos cosas. Hoy habrá de cenar filete con patatas y mañana croquetas. Para que os hagáis una idea de lo claras que tienen las cosas os cuento que me encantan las croquetas pero me da pereza hacerlas. Así que el filete con patatas me pareció bien pero a las croquetas, dije un -¿Croquetas? Buf, bueno vale-. Su papi que es muy práctico, dijo -Compra una bolsa- La respuesta no se hizo esperar -si claro, una bolsa ¡qué asco!, las que nos gustan son las de mamá.
A estas alturas y después de contaros la cena de anoche, me estoy cuestionando la victoria. Creo que han ganado ellos de todas todas. Han comido unos calamares buenísimos, hoy cenan filete con patatas y me voy a hinchar a hacer croquetas para mañana. Estos niños prometen.

INGREDIENTES
1kg. de calamares, mejor pequeños que son más tiernos
2 dientes de ajo
80g. de cebolla
60g. de pimiento rojo
90g. de tomate natural
sal
pimienta
350g. de patatas
1 cucharadita de pimentón
100g. vino blanco
1 hoja de laurel
Aceite de oliva
Agua

Picamos los ajos menudos y los sofreímos en aceite de oliva, antes de que lleguen a dorarse añadimos la cebolla picada. Damos unas vueltas e incorporamos el pimiento y el tomate.
Es hora de añadir los calamares en trozos y sus tentáculos. Los limpiamos previamente y los salpimentamos.
Añadimos las patatas saladas en trozos. Después de dar una vuelta, incorporamos el vino blanco, el pimentón y un poco más de sal. Añadimos un chorrito de agua,  para completar líquido pero que no queden cubiertos del todo. Añadimos la hoja de laurel y dejamos cocer tapados hasta que los calamares y las patatas estén tiernos. Tardarán unos 20´ y quizás haya que añadir un poquito  más de agua durante la cocción. Yo opté por la olla rápida y los dejé 7´a fuego lento desde que cogió presión y han quedado perfectos.

He grabado unos vídeos del paso a paso que colgué en Instagram stories y os lo voy a colgar aquí para que veáis el proceso. Es la primera vez que cuelgo vídeo en el blog, a ver que tal funciona. Si os gusta ver las recetas así puedo hacer más.




Y aquí el resultado.


¡Espero que os guste!

No hay comentarios:

Publicar un comentario