miércoles, 21 de marzo de 2018

Albóndigas de Berenjena

Llegamos a mitad de semana con buenas noticias. Hace poco participé con una de mis peques en un con unas albóndigas de Berenjena y hoy nos hemos enterado que nos han seleccionado como finalistas para cocinar y defender nuestro plato en la gran final.
Siempre hace ilusión que te elijan, pero esta vez me hace mucha más porque estoy feliz de ir a cocinar con mi niña. Creo que va a ser una experiencia divertida y que nos lo vamos a pasar en grande trabajando mano a mano.


Cuando un amigo me escribió para comentarme la existencia de este concurso  y vi que era un concurso de cocina de papis con niños no me lo pensé dos veces y me puse manos a la obra y rápidamente a pensar una receta saludable, que pudiera hacer con ella, que estuviera rica y que nos abriera el paso a la final. 

El ingrediente principal de estas albóndigas son las berenjenas, una verdura de la que ya os he hablado en otras ocasiones, es una verdura con muy pocas calorías, rica en agua y en fibra. Aunque para esta receta la hemos cocinado sin la piel, es interesante consumirla con piel ya contiene flavonoides que son antioxidantes. Este poder antioxidante también lo encontramos en la vitamina E que contiene, sin olvidarnos también de la vitamina A, B1, B2 y C. Los minerales de los que podemos beneficiar al consumirla son  potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo. Y por último deciros que conviene consumirla cocinada ya que contiene alcaloides  que nos pueden provocar algunas molestias intestinales o dolor de cabeza.

La berenjena aunque no tiene un sabor muy fuerte, presenta una textura y un color al cocinarla que a veces no es muy apetecible. Pero en esta receta la mezcla con el queso y la albahaca y la presentación en forma de albóndiga son un éxito asegurado. Por aquí no sobró ninguna, y a la gente que ha hecho la receta a raíz de ver el vídeo del concurso nos han dicho que les han encantado a mayores y a pequeños.

INGEDIENTES

700g. de berenjena
80g. de cebolla
2 dientes de ajo
25g. de pan rallado
25g. de queso parmesano
150g. de leche
Unas hojas de albahaca fresca
Sal
Aceite de oliva
Salsa de tomate


Picamos el ajo y la cebolla muy finos. Sofreímos en aceite de oliva y cuando empiece a ponerse transparente incorporamos la berenjena pelada y cortada en daditos. Dejamos a fuego medio hasta que se haga.
Dejamos enfriar y mezclamos con el pan rallado, el queso, la leche, la sal y la albahaca.
Removemos bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
Nos humedecemos las manos y formamos las albóndigas.
Las freímos en abundante aceite de oliva y servimos acompañadas de la salsa de tomate.


Si queréis ver el vídeo de cómo las hemos hecho, haced clic en este enlace veréis lo fáciles que son:



¡Deseadnos suerte en la final!



¡Espero que os gusten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario