Tartar de Bacalao

Hace ya unos cuántos años que los tartares de pescado llegaron para quedarse a las cartas de muchos restaurantes y de paso se abrieron camino hacia nuestras casas. Hasta ese momento sólo encontrábamos en algunos lugares el steak tartar, un plato de carne cruda, que a mi también me encanta y que tiene muchos años. Al introducirse el sushi empezamos a tener contacto con el pescado crudo y después a comer sashimi, tartar de pescado o el peruano ceviche. Yo soy muy fan de todos estos platos de pescado crudo, así que cuando me puse a pensar en una receta con los productos Douroliva se me ocurrió que podría hacer un tartar. El pescado crudo y la potencia y calidad de estos productos hacen un tándem perfecto que hemos disfrutado de lo lindo.   


¿Por qué decidí que el tartar fuera de Bacalao? Aunque los tartares más típicos que solemos comer son de salmón o de atún yo quería darle una vueltecita más. Ya que los productos Douroliva son zamoranos, busqué un pescado afín a esta tierra. En Zamora uno de los pescados que es más popular dentro de su cocina tradicional es el Bacalao, es verdad que ahora encontramos todo tipo de pescado en todos sitios, pero antiguamente al ir el bacalao en salazón pues era más fácil para llevarlo y conservarlo en las zonas que no eran de costa. Así que en Zamora se pueden encontrar varios platos típicos con Bacalao. Supongo que la cercanía a Portugal también tendrá algo que ver.
La diferencia de este tartar con otros está sobre todo en el aderezo del pescado, para el que he utilizado el paté de aceitunas Douroliva, todo un acierto. Las perlas de AOVE además de dar sabor, aportan textura y decoración. Y el aceite virgen extra 100% manzanilla una calidad excepcional además de todos los beneficios de un buen aceite.
Por último os quiero comentar que aunque os he hablado antes del bacalao en salazón para este tartar utilicé bacalao fresco que por supuesto congelé antes de utilizar. No os arriesguéis con el pescado crudo sin antes darle unas 72 horas de congelado.



INGREDIENTES
(2PAX)

160g. de Bacalao fresco
100g. de tomate
40g. de cebolla roja
6 aceitunas negras
3 cucharaditas de paté de aceitunas
4 cucharaditas de perlas de AOVE
Aceite de oliva virgen extra 100% manzanilla
1/2 limón si es grande si no 1 entero
Hojas de canónigos
Sal y pimienta

Picamos a cuchillo el bacalao en trocitos menudos como de 1 x 1 cm. Lo mezclamos con un chorrito de aceite de oliva, el paté de aceitunas y un chorro de zumo de limón. Añadimos un poquito de sal y reservamos. Por otro lado cortamos el tomate, también en dados menudos y mezclamos con la cebolla picada muy menuda, las aceitunas cortadas en trocitos, sal y pimienta. un corito de aceite de oliva y un chorro de limón. 
Llega la hora de montar el plato, lo mejor es servirlo de forma individual. Ponemos una base de canónigos y encima distribuimos la mezcla de tomate, cebolla y aceitunas. Servimos encima el tartar de bacalao y terminamos con las perlas de aceite.


¡A disfrutarlo!


¡Espero que os guste!

Comentarios

Entradas populares