martes, 8 de abril de 2014

Larga vida al huevo

Hoy quiero hablaros de un alimento que consumen los hombres desde la antigüedad y que muy importante en nuestra dieta por sus propiedades nutritivas.
En los últimos años el huevo ha ido perdiendo fama y en nuestros hogares aunque no se ha dejado de consumir,  e incluso su consumo puede ser mayor que hace años, sí se limita debido a la mala prensa que lo ha rodeado. Así muchas veces escucho eso de ¡uy, huevo no que ya lo han tomado esta semana!, o yo es que no tomo huevos porque tienen mucho colesterol, ERROR.


Como os cuento en el título de este post voy a intentar devolverle la fama a este alimento  que es uno de los alimentos más completos debido a su equilibrio nutricional entre proteínas, lípidos, vitaminas y minerales.
Respecto a las proteínas en el huevo, éstas son fáciles de digerir y son de alto valor biológico porque el equilibrio en aminoácidos es próximo  al de la proteína ideal.
El huevo nos aporta ácidos grasos esenciales y destaca el contenido en ácido oleico. Es en la yema donde se concentra la mayoría de las grasas, pero yo no la evitaría.
En cuanto a las vitaminas y minerales el huevo aporta gran cantidad de vitaminas importantes para nuestra salud, A,B2, B12, D, E y minerales como el fósforo, selenio, hierro, yodo y zinc. Con estas cantidades podemos cubrir gran parte de las necesidades diarias de nutrientes recomendados para un adulto
Además en el huevo podemos encontrar la principal fuente de colina, que es un componente esencial para el buen funcionamiento de nuestras células, para la memoria, para los músculos, etc. También contiene carotenoides que nos ayudan en la prevención de la degeneración macular y las cataratas.

Es verdad que el huevo contiene colesterol, concretamente 410mg por 100g gramos de ración comestible. Pero respecto a esto existen estudios científicos recientes que indican que no hay correlación entre el consumo de huevos y la incidencia de enfermedades cardiovasculares. La respuesta a esto puede estar en que también existen estudios que demuestran que la influencia del colesterol dietético, o sea el que consumimos así directamente con el huevo, en el colesterol sanguíneo es poco importante. La elevación de este último que es el que interviene en el riesgo cardiovascular está más relacionado con el tipo de grasa que consumimos en la dieta. Es más importante decirle adiós a las grasas  que a los huevos

¿Y cuántos huevos a la semana? Pues la cantidad recomendada es de 3 a 4 raciones, considerando una ración 65g de huevo

Así que después de esto yo creo que "Larga vida al huevo"

2 comentarios: