martes, 19 de junio de 2018

Gazpacho de Fresas

Seguimos con las opciones maravillosas que nos da este plato tan fresquito. Esta vez le he dado una vuelta a la receta que hago siempre de gazpacho tradicional y además de tomate le he añadido fresas. También he prescindido de la cebolla y el resto de ingredientes los he mantenido tal cual lo hago siempre ajustando un poco por  aquí y otro poco por allá.


El sabor que le dan las fresas es fantástico, se mezclan perfectamente con el resto de ingredientes y sobresalen un poco en sabor. Más o menos le puse la misma cantidad de fresas que de tomate, 100g. más de fresas para ser exactos. Pero esta cantidad va en gustos, yo menos fresas no le pondría porque el sabor se perdería, pero podéis jugar si queréis a aumentar un poco la cantidad. A mi esta proporción me parece perfecta.

A todos los beneficios que obtenemos de los ingredientes de este plato cargados de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes; añadimos los de las fresas. Esta fruta es muy rica en vitamina C y en fibra. Podemos destacar también su contenido en vitamina E y en ácido fólico. Su contenido calórico es bajo y en su composición hay un 90% de agua. Nos ayuda con la retención de líquidos y por su capacidad antioxidante nos protege frente a las enfermedades degenerativas, dentro siempre de una dieta sana. Las fresas son también un potente antiinflamatorio, gracias en parte a su cantidad de manganeso. Como véis merece la pena aprovecharnos de las fresas e incluirlas en nuestras comidas, solas o como parte de sus ingredientes. Antes de ir con la receta, os recuerdo otra receta sanísima que publiqué hace poco con las fresas como ingrediente protagonista y que también os recomiendo. Tenéis el enlace haciendo click AQUÍ


INGREDIENTES
(600g. de fresas)
500g. de tomates
60g. de pepino
40g. de pimiento verde
1 diente de ajo
30g. de aceite de oliva virgen extra
15g. vinagre de manzana
sal
1/2 vaso de agua

La preparación de este plato no tiene más misterio que triturar todos los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea sin pieles, ni grumos. Yo no pelo los tomates, pero sí semi-pelé el pepino, dejándole alguna tirita de piel. Si nuestra batidora no es muy potente, tendremos que pasarlo luego por un chino para conseguir una textura fina. Lo metemos en la nevera y lo servimos bien frío.


Si queremos poner guarnición podemos picar parte de los ingredientes y servirlos por encima. Yo esta vez me salí un poco de ellos y le puse unas alcaparras y una loncha de cecina.



¡Espero que os guste!








No hay comentarios:

Publicar un comentario